El orden y el caos en la vida, en la persona y en la obra de Fray Luis de León

El autor de este pequeño ensayo –persona de avanzada edad- ha sido durante toda su vida lector admirador de la poesía de Fray Luis de León, y muy especialmente de la “Vida retirada”, que, sin proponérselo, ha llegado a aprender y es capaz de recitar, de memoria.

Compartió con Fray Luis de León –en estatua- la calle de Libreros de Salamanca, en la que vivió durante los años de su licenciatura en la ciudad del Tormes, hasta el punto de sentir hacia él, aunque a varios siglos de distancia, algo parecido a una buena amistad, e incluso una cierta familiaridad, sin mengua alguna de los debidos veneración y respeto.

Lógicamente, siempre ha sentido rendida admiración por la persona y la obra extensísima del autor agustino; y ha ido adquiriendo cuantas obras se han editado en España durante los últimos cincuenta años, incluyendo su Poesía, La perfecta casada, Los nombres de Cristo, o la Exposición de El Cantar de los Cantares de Salomón.

Es reciente autor de un extenso trabajo titulado “Sobre el caos: cuadernos de anotaciones“, y con objeto de que se pueda tener en cuenta el sentido positivo en que se utiliza la palabra “caos”, en la denominación, contenido y conclusión de este ensayo –que en cierto modo puede considerarse como un apéndice o un capítulo más del mencionado trabajo-, estima necesario anticipar, resumidamente, que las ideas centrales del misno preconizan… (sigue leyendo en el pdf adjunto El orden y el caos en la vida, la persona y la obra de Fray Luis de León).

Anuncios
Etiquetado , ,

Sobre el Caos

Antes de comenzar y como aviso a navegantes, debemos dejar sentadas unas directrices, unos criterios generales, que habrán de informar positivamente, y limitar negativamente, desde la primera hasta la última línea de las presentes reflexiones sobre el caos.

En primer lugar, estas reflexiones sobre el caos y la Teoría del Caos no son –como podría parecer más adelante- dos realidades antitéticas, contrapuestas, contradictorias –aunque sean distintas e inidentificables entre sí-, sino dos aspectos, de cultura general –una- y de literatura científica –la otra-, que se refieren a la misma y única realidad, y que, por tanto, se complementan. Son dos aspectos diferentes que se integran para constituir una visión más completa de la realidad total.

Entre el caos cultural y el caos científico hay, sí, una importante diferencia de perspectiva: Mientras el caos científico, independientemente de los resultados –las bifurcaciones y sus consecuencias-, es sobre todo un proceso –el proceso caótico-, el caos cultural, sin dejar de formar parte de la evolución universal, es, sobre todo, a los ojos de los seres humanos  corrientes, el caos que producen las catástrofes; el caos resultante de acontecimientos negativos extraordinarios.

En segundo lugar, lo que más adelante llamaremos –un tanto pretenciosamente- las “Técnicas” del caos, no es –no puede ser- un conjunto de reglas o procedimientos formalizados, ni siquiera un manojo de recomendaciones para navegar o gobernar el caos, sino, si acaso, una simple aproximación, un apunte o intento de repaso –que de ninguna manera puede ser exhaustivo-, en torno a los mecanismos que la Humanidad, a lo largo de la Historia, ha venido detectando y utilizando para desenvolverse, frente a la realidad, en la vida cotidiana.

Porque la Humanidad –haya sido, o no, más o menos consciente de ello- ha vivido siempre en medio del caos. Y las elucubraciones que ha ido desarrollando para hacer frente a las dificultades que tal situación le iba planteando, se pueden considerar -lato sensu- como técnicas para poder caminar en el seno del caos, eternamente reinante… (Sigue leyendo en el pdf adjunto sobre el caos)

Etiquetado , , , ,

Empieza a andar el Blog de Jesús Martín

Empieza a andar el Blog de Jesús Martín. A ver qué da de sí…